Republica Dominicana, segundo lugar concurso Alacero 2019

Republica Dominicana, segundo lugar concurso Alacero 2019

El terreno elegido está situado en la Zona Industrial La Isabela Santo Domingo do Norte en la Republica Dominicana. La inserción del proyecto tiene el propósito de restituir la salud medioambiental a partir de un enfoque socioeconómico, aplicando con sensibilidad las respuestas formales en base a la agricultura como motor ecológico y financiero. El sitio está ocupado actualmente por la empresa Metals Antillanos, a orillas de una realidad marginal cerca del río Isabela. Instalaciones que se conectan visualmente con el vecindario limitado de La Zurza, territorios encapsulados en el Cinturón Verde de Santo Domingo, una franja ambiental vulnerable a los procesos industriales que incorporan un contaminante dañino, lo que destaca la necesidad de instalaciones de diseño sensibles a la protección de la biodiversidad. Situado a lo largo de 62,854 m2 de superficie de los cuales el 1.01% (634.82 m2) corresponde a la huella de emplazamiento, el terreno incuba necesidades propias del ecosistema al que pertenece de manera natural.
Obra
CENTRO UV-DA
Alumnos
Jorge Rafael Florián Vicente, Abdia Beijing Agüero Pen, Sthefanie Analay Acosta Corniel y Andcarlos René Gómez Camilo
Profesores
José Antonio Constanzo Constanzo
Institución
Universidad Nacional Pedro Henriquez Urena (UNPHU)
Año
2019

 

 

La disección del circuito de necesidades identificadas permite valorar al factor ecológico -yuxtapuesto con variables económicas y normativas- como ejes funcionales del proyecto, condicionando el comportamiento urbano y arquitectónico de modo que el tratamiento paisajístico empodere el rastro ambiental y mitigue la contaminación. Objetivos, pues, contemplados en base a la Resolución No.13/2016 y el Decreto 183-93-Articulo 7, reglamentos vinculados a la conservación de la integridad del terreno.

 

 

El proyecto es coronado por un programa arquitectónico dominado por el área científica, laboratorios variados, talleres científicos, de prueba, de prototipo y un invernadero. Cuenta con el mismo lenguaje de permeabilidad que juega con la intimidad y conexión visual del espacio, incluyendo la visión hacia el exterior: desde donde puede apreciarse un bosque de especies arbóreas endémicas y nativas -algunas en peligro de extinción-, se integran al paisaje con el fin de reforestar la zona y revitalizar su biodiversidad. Puentes donde cierra la narración del discurso arquitectónico y urbano del proyecto, confeccionado para sustituir el rastro industrial por uno ecológico.

 

Una bienvenida arbolada equipada con hologramas dispuestos a lo largo de una plaza abierta bajo la silueta colgante de un volumen poco invasivo define el acceso norte del proyecto, así como el contenido académico, profesional e intelectual impartido en este.

 

 

 

El nivel cuenta con un lobby propiamente jerarquizado y un pasillo de conexión externa, así como áreas técnicas, intercambio multidisciplinario, pedagogía, difusión y exposición dentro del programa arquitectónico.

 

El proyecto gestiona espacios diseñados para crear un sistema de convivencia donde la repetición de planos, distintos grados de permeabilidad material y diálogo polivalente se emplacen en una trama estructural, contemplativa, y funcional que proyecte ambientes flexibles y confortables, siendo el primer nivel el recibimiento de esta gama de experiencias.

 

 

El pabellón constituye un punto central dentro del proyecto, un escenario cuya jerarquía proviene de su cualidad tecnológica y funcional que le otorga la facultad de mutar y adaptar su operatividad espacial mediante la actuación de elementos móviles.

 

El segundo nivel ofrece interacciones espaciales basadas en los sectores académicos y productivos, aulas de mobiliario y distribución versátil, zonas de flexible intercambio y esparcimiento. La estructura, el mobiliario, la disposición y los elementos internos definen y exploran el carácter sensorial y funcional de los ambientes.

 

 

El proyecto es coronado por un programa arquitectónico dominado por el área científica, laboratorios variados, talleres científicos, de prueba, de prototipo y un invernadero. Cuenta con el mismo lenguaje de permeabilidad que juega con la intimidad y conexión visual del espacio, incluyendo la visión hacia el exterior: desde donde puede apreciarse un bosque de especies arbóreas endémicas y nativas - algunas en peligro de extinción-, se integran al paisaje con el fin de reforestar la zona y revitalizar su biodiversidad.

 

La Robótica, la Inteligencia Artificial y la Biotecnología han sido seleccionadas como recursos científicos destinados a sistematizar la aplicación de procesos agrarios, desarrollando estudios, investigaciones, experimentos, pruebas y prototipos dedicados a promover el desarrollo de la agricultura y el paisaje autóctono.

 

 

 

Puentes donde cierra la narración del discurso arquitectónico y urbano del proyecto, confeccionado para sustituir el rastro industrial por uno ecológico.La estructura, el mobiliario, la disposición y los elementos internos definen y exploran el carácter sensorial y funcional de los ambientes.

 

Puentes donde cierra la narración del discurso arquitectónico y urbano del proyecto, confeccionado para sustituir el rastro industrial por uno ecológico. 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Obras civiles, Proyectos de estudiantes, Recuperación, restauración y reciclaje, Sustentable
Edificios comerciales, Edificios para la educación, Obras civiles, Proyectos de estudiantes, Sustentable
Edificios de equipamiento y servicios, Obras civiles, Proyectos de estudiantes, Recuperación, restauración y reciclaje, Sustentable