Ksazul

Ksazul

Orden interior, espacio y vistas, color y textura comparten el liderato de una arquitectura marcada por la geometría de las fuerzas que actúan sobre ella
Obra
Ksazul
Arquitectura
José Rafael Oráa
Constructora
Oraaflex
Año
1993
Colaboradores
Rosauris Pérez, Carlos Talavera, José Bolívar, José Leoncio Pérez Machado
Fotografía
Carlos Ribodo
Web
www.facebook.com/pages/Oraaflex

Lo de José Rafael Oráa es la búsqueda de una respuesta a un problema que enfrentan crecientemente muchas de nuestras ciudades y Caracas en particular: la falta de terreno y la expansión hacia bordes en los faldeos de la cordillera, laderas de creciente pendiente. La casa que presentamos (y esperamos que parte de una serie que tiene carácter de saga) no es reciente, pero es representativa de los inicios de esta investigación de cómo construir en terrenos de pendientes cercanas a 45º. Lo de José Rafael Oráa es buscar los apoyos mínimos sobre el terreno, reducir movimientos de tierra y pilotajes al extremo de lo imaginable. Lo de José Rafael Oráa es el equilibrio, la comprensión y composición de las fuerzas, la tensión adecuada a una estructura que sobrevuela el acantilado y acoge, recibe y alberga una forma de hacer, ver y practicar la arquitectura. Lo de José Rafael Oráa no es un proyecto, tampoco es un sistema terminado. Lo de José Rafael Oráa es un proceso que lleva varios años desarrollándose y seguirá haciéndolo, qué duda cabe. Es proyecto, construcción, sistema constructivo y licencia. Es búsqueda incesante, compromiso, investigación y aprendizaje. Desde las primeras obras de soldadura en obra a creciente prefabricación con uniones apernadas (ver detalles en fotografías), cada caso es un perfeccionamiento de la estructura y una mejora en la simplificación de la obra. La reducción de los apoyos es tan extrema que más parece imposible, el equilibrio alcanzado en la estructura. Pero el arquitecto no renuncia a su propia inquietud y no descansa en el concepto ya resuelto. Orden interior, espacio y vistas, color y textura comparten el liderato de una arquitectura marcada por la geometría de las fuerzas que actúan sobre ella. Sabemos que esta investigación se ha extendido a otras escalas de proyecto, que se ha propuesto atender necesidades en personas y espacios más carenciados. Llevar su arquitectura y su sistema a dichos lugares será completar el círculo: se investiga donde se puede, se comparte y se aplica donde se debe.

F. Pfenniger

CONCEPTO

En un terreno al este de la ciudad, la Ksazul se levanta impetuosa hacia un panorama espléndido del valle de Caracas. El diseño comienza, atípicamente, por la escogencia minuciosa de un sitio privilegiado donde las visuales: del Ávila, del cielo y de la ciudad no pueden ser sustituidos por cuadros o paredes de mampostería.

Con un terreno de 800m2 y una pendiente superior a los 45º, nace la SEGUNDA VARIABLE del diseño. Cualquier otro proceso constructivo hubiese tenido que hacer una gran inversión en pilotaje, cortes abruptos los terrenos y tiempo. No obstante la estructura, en esta ocasión, transmite en apenas 4 puntos de apoyo los esfuerzos que se producen en cada nivel de la vivienda. El sistema constructivo es a base de perfiles tubulares metálicos que nacen en un sólo punto para sostener rombos en el aire. De esta forma la vivienda se separa del suelo permitiendo corrientes de aire que la mantienen fresca y evitan la humedad.

La primera impresión, al ver la casa desde la avenida, es la que se hubiera posado en medio del talud, un objeto mecánico el cual guarda un equilibrio sobrenatural para no tocar el suelo.

Una vez levantada la estructura nace LA TERCERA VARIABLE: cerramientos y color. En cuanto al cerramiento, no podríamos hablar de una fachada principal y otra secundaria. Al encontrarse la casa separada por amplios linderos, todas adquieren una importancia especial. Es por ello que el arquitecto decide separarlas en dos: Las que dan a la calle de acceso son cerradas para mantener un concepto urbano con el resto de las casas y un segundo tipo de fachadas completamente transparentes y acristaladas, las cuales permiten dar una completa vivencia hacia la vista. La combinación de ambos rasgos apunta una de las estrategias formales de la obra. Para la escogencia del color se tomaron en cuenta varios puntos. Uno de ellos fue el entorno; Las visuales que se generan "al ver desde la casa" o "al verla " son predominantemente del cielo. Sumado a esto, está el sentimiento místico del arquitecto, de encontrar un color, que resumiera pasión, energía, paz y amor, los cuales son ingredientes esenciales de un hogar. Esto llevó a un azul. Mas no se limita a un sólo tono, sino que se juega con un azul titanio para la estructura, un azul grisáceo para las piedras que cubren la mampostería y un azul cielo, que funciona como espejo, para los ventanales. La relación de cerramientos y color, de materiales y tonos, presta a la estructura dinamismo y unidad.

DISTRIBUCION

LA PLANTA PRINCIPAL consiste en una cruz; a ella se accede por una escalera en tijera, la cual sube medio nivel para encontrarse con un plano frontal. El volumen saliente de acceso no solo subraya la entrada, si no que franquea la iluminación interna. Una vez dentro, se manifiesta en una doble altura la cual contiene una escalera de hierro en forma de caracol, para conducir a la única habitación de la vivienda. La pared de piedra que comienza en la fachada, amuralla el área Este de la vivienda, para cruzarse en esquinas y encerrar la cocina y el baño de visitas. Asimétricamente y un escalón más arriba, se encuentra el comedor; él está protegido de la calle por paredes de piedra y se abre hacia las visuales por ventanales. La sala se encuentra a doble altura, para convertirse en el gran balcón de la casa.

El siguiente nivel consiste en LA PLANTA DEL DORMITORIO. De forma rectangular se convierte en una bandeja que mantiene control visual tanto del acceso como de la sala. Ella está parcelada en áreas que contienen: la habitación en sí, un jacuzzi, un espacio para meditar, el sanitario y el vestier.

Desde esa habitación se sube al ATICO, para hacer visibles todos los techos, convirtiéndola en un gran mirador.

 

LA PLANTA BAJA, es libre que presta la versatilidad de ser a veces el estacionamiento, y en fechas especiales se convierte en el área de expansión de la casa integrándose a un bar y una sala de juegos.

De esta forma todas las plantas se ajustan dando respuesta a las necesidades reales de sus usuarios. Una casa es la materialización física de su dueño. Cuando un arquitecto tiene la oportunidad de hacer la suya, no sólo vierte en ella sus conocimientos profesionales, sino su vida misma llena de altos y bajos, de situaciones cíclicas y situaciones nuevas, y de todas las circunstancias que le dan temple a la vida. LO MAGICO DE ESTA CASA ES QUE EN ELLA SE HAN CRISTALIZADO TODA LAS EXPERIENCIAS DEL PASADO Y TODO LOS SUEÑOS DEL FUTURO....

Les dejamos un link donde podrán entender en detalle el sistema ORAAFLEX

http://www.youtube.com/user/oraaflexfranquicia?blend=15&ob=5

Planos: 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Vivienda Unifamiliar
Vivienda Unifamiliar
Vivienda Unifamiliar