Casa Mororó

Casa Mororó

Lejos del vertido de hormigón en obra, se construye a partir de una estructura de acero, en base a elementos y componentes prefabricados
Obra
Casa Mororó
Arquitectura
- Arquitetura studio mk27 - marcio kogan + maria cristina motta
Constructora
Alle Engenharia
Ingeniería
Leão Engenharia, Ing. João Rubens Leão
Período
Inicio: Junio 2011 Término: Enero 2015
Equipo de diseño
Carlos Costa, Carolina Castroviejo, Elisa Friedmann, Laura Guedes, Mariana Simas, Mauro Augusto, Oswaldo Pessano, Pedro Ribeiro, Rafael Costa
Sup. terreno
17800m2
Sup. construida
730m2
Paisajismo
Consuelo Grossi Pereira
Interiorismo
studio mk27 - Diana Radomysler
Fotografía
Fernando Guerra
Web
www.studiomk27.com

La simpleza y la racionalización no son un atributo exclusivo de las viviendas de bajo presupuesto, como lo demuestra esta casa de más de 700m2, se emplaza en un entorno boscoso de extraordinaria belleza, en un clima más bien frío al sur de Sao Paulo. Recurriendo al volumen simple -casi arquetípico- del galpón a dos aguas, el edificio se aleja en estrategia constructiva de las prácticas más tradicionales de la arquitectura brasilera, pero no de la precisión, claridad ni la fuerza que la ha marcado. Así, lejos del vertido de hormigón en obra, se construye a partir de una estructura de acero, en base a elementos y componentes prefabricados.  La ligereza de la estructura metálica con sus cerchas tipo Pratt distanciadas y expuestas interiormente le transfieren al espacio interior la misma equilibrada condición que sostiene el volumen exteriormente. Dentro de este volumen se aloja un cuerpo más bajo también estructurado en perfiles de acero que contiene los recintos privados de dormitorios, escritorios y baños. Es la lógica de la nave industrial, sólo que desarrollada con una exquisita dedicación en la selección de materiales que se contraponen al presumiblemente frío carácter industrial: el pavimento de piedra pizarra de grandes proporciones, los revestimientos de madera de los muros y cielos de la envolvente que unifican el espacio, el blanco revestimiento del volumen interior, los paños de cristal del sector de la piscina matizados con grandes tapices y obras de arte, o simplemente atuendos. Sólo una gran certeza y seguridad permite apostar por un edificio que tiene 64m de longitud y posiblemente unos 11,5m de ancho, una gran nave cuyo carácter industrial parece exacerbarse con una planta de una organización lineal casi majaderamente regular. La disposición del ritmo de las ventanas, los grandes planos opacos cubiertos de revestimiento de chapa ondulada oscura, la construcción del basamento, el espesor de los muros de la envolvente, todo se sostiene en un delicado y fino equilibrio con el claro en el bosque que la rodea y le otorgan esa reposada calidez que resulta tan sugerente y convocante, que le confiere el carácter de hogar.  “La luz de la ventana del hogar es una luz que espera” decía Bachelard, y Palasmaa, en su ensayo Identidad, Intimidad y Domicilio,  agrega que “un hogar tiene alma, un alma que espera a su habitante”... Es lo que transmite esta casa. Y bueno, volviendo al principio… es verdad, la simpleza y orden, la racionalización y la economía no son sólo atributos de la arquitectura de bajo presupuesto o de la industria: son una herramienta dispuesta al servicio del diseño y cuando se la emplea con destreza, talento y oficio, se agradece.

F. Pfenniger

La Casa Mororó está en una región montañosa a 180km de Sao Paulo, en una zona conocida por sus bajas temperaturas. La arquitectura buscó crear generosos espacios internos para los días fríos, como la acogedora sala de estar y la sala de baño con la piscina bajo cubierta donde se pueden apreciar las vistas y a la vez estar protegido por una piel de vidrio.

Externamente el mismo volumen continuo crea una dualidad entre un bloque opaco que cobija el estar, las habitaciones y áreas de servicio; y la prolongación transparente que cobija la piscina temperada y el sauna. La volumetría de la casa está dada por 64m de largo de una casa ícono, con un techo a dos aguas. Además un deck exterior de madera conecta los espacios creando un solario para ser usado en los meses de calor.

En la parte opaca del volumen, de 50m de longitud, las aperturas fueron minimizadas y se usaron puertas corredizas para intensificar la integración entre dentro y fuera. Esta relación entre lleno y vacío en la fachada proporciona un buen desempeño térmico con un alto grado de conservación energética. La extensión transparente tiene 14m de longitud y la ventilación interna fue espacialmente proyectada para evitar la condensación de vapor de la piscina en el vidrio que perjudicaría la relación con la vista.

La casa no fue emplazada en la cumbre rugosa del terreno, como era el deseo inicial del  cliente, sino que en medio de un bello bosque de pinos, esa solución permitió envolver la construcción con la naturaleza del entorno generando una relación íntima con el terreno.

La premisa inicial fue tener una construcción rápida y económica. Así la arquitectura se fundó en soluciones industrializadas como estructuras metálicas y muros steelframe. El terreno, a pesar de sus altos índices pluviométricos se mantuvo siempre limpio. A diferencia de la cultura constructiva brasilera, pocos elementos fueron construidos en obra, sino montados y ensamblados en el lugar. El tiempo de construcción de esta cada fue menos que el usual, incluso con las dificultades de acceso del lugar.

La elección de los materiales para el interior, como la madera, la convirtió en una casa acogedora como suelen ser los chalets de montaña. Siguiendo las decisiones de los futuros residentes, la cocina debía estar integrada a los espacios a través de puertas corredizas de madera, que pudieran estar abiertas completamente. Así, no sólo fue posible diseñar espacios amplios y continuos en el interior, sino también tener espacios centrales para la vida cotidiana que organizaron el plan de la casa.

Guardar

Guardar

Planos: 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Vivienda Unifamiliar
Vivienda Unifamiliar