Casa Izar

Casa Izar

El límite entre el interior y el exterior se diluye casi inexplicablemente
Obra
Casa Izar
Arquitectura
GA Grupo Arquitectura S.A. de C.V. Daniel Alvarez , Lvf & Asoc
Constructora
GA Grupo Arquitectura S.A. de C.V.
Ubicación
Valle de Bravo, Estado de México, México
Año
2002
Colaboradores
Rosa López, Susana López, Alfonso Magaña, Petra Quiroz, Rafael Sánchez, Sergio Valdés, Lorena Vieyra
Sup. terreno
3.600m2
Sup. construida
700m2
Fotografía
Paul Czitrom
Web
www.grupoarquitectura.com

Implantada en un terreno grande pero marcada por una fuerte pendiente, esta casa se instala decididamente abalconada sobre el acantilado en la única parte posible, la de pendiente relativamente suave y amigable. No es la primera obra de Daniel Álvarez (Grupo de Arquitectura) que nos sitúa frente al paisaje con tan notable dramatismo. Una traza horizontal perfecta contrasta con la topografía y el trazado vertical ligeramente distorsionado de los troncos de los pinos (casi un achurado tembloroso en el paisaje) cuyas copas semidesnudas flotan varios metros sobre la vista. La casi impúdica transparencia, la esbeltez exacerbada de la estructura cuyos bordes aguzados y suspendidos no tocan tierra, la tensión de la cubierta (y del cielo!) hacia las alturas, todo es magnífico. También el muro, esta vez de piedra, también el detalle de las vigas de acero y la secuencia de sus gárgolas ordenadas y menores que descargan en el espejo de agua. El límite entre el interior y el exterior se diluye casi inexplicablemente, sin embargo se entiende y percibe la diferencia vital y necesaria entre la arquitectura, el paisajismo y el paisaje que conforman con su identidad esta notable pieza.

F. Pfenniger

La casa de Izar se encuentra construida en una propiedad totalmente saturada de pinos en la cual mas de la mitad del terreno tiene una caída de casi 80 grados, por esta razón utilizamos una estructura metálica que nos permitiera volar toda la casa prácticamente sobre el acantilado sin que tenga contacto con el terreno por la irregularidad topográfica. La estructura metálica forma un galerón de 40m de largo que soporta un techo inclinado el cual queda libre de los muros divisorios y que en el espacio interior forma una cumbrera invertida para dramatizar la altura y la dirección de las vistas. Se accede por un patio con muros de piedra y posteriormente se atraviesa un estanque de agua de 40m de largo por 2.44m de ancho encontrándonos con un umbral exterior de mármol travertino. El proceso de construcción es una estructura metálica prefabricada en la CD. De México que armamos en sitio en aproximadamente 3 semanas. Todos los materiales fueron básicamente tablones de madera aluminio y vidrio tanto para pisos y muros


De frente tanto al carácter inclinado del acantilado como al eminentemente vertical de la densa vida vegetal del terreno, la casa se extenderá de manera decidida mediante un acentuado trazo horizontal.

 

Las dos delgadas líneas que conforman al cuerpo arquitectónico, suelo - cubierta, se aproximan al terreno en un extremo para liberarse en sus 40 metros de recorrido de la irregular topografía del sitio, implantando la suspensión de una extensa línea horizontal duplicada.

El adelgazamiento hacia la periferia que modela la cubierta acentúa, desde el interior, la perspectiva visual del entorno al tiempo que libera de su contacto a los paños divisorio, cuya presencia delinea sutilmente la conformación programática del espacio.

 

La presencia del espejo de agua hacia uno de los costados largos de la casa acentúa la disolución material del objeto arquitectónico al provocar un extenuado dialogo entre lo construido y el entorno capaz de disolver fronteras hasta inadvertir la presencia de la estructura metálica en el denso entramado pináceo de la zona.

Planos: 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados