Reciclaje Casa Werth Hotel y Galería Comercial Maison Italia.

Reciclaje Casa Werth Hotel y Galería Comercial Maison Italia.

Obra
Reciclaje Casa Werth Hotel y Galería Comercial Maison Italia
Arquitectura
CO2 Arquitectos. Arq. Cristián Oliva Cabrera – Arq. Camilo Oliva Aedo
Constructora
CO2 Arquitectos
Ubicación
Av. Italia 1029, Providencia, Santiago, Chile
Ingeniería
Patricio Bertholet (cálculo estructural)
Año
2016
Sup. terreno
310m2
Sup. construida
494m2
Materialidad
Hormigón, Acero, Vidrio, Ladrillo, Acero Corten
Fotografía
Alfonsina Riffo Klaassen
Web
www.co2arquitectos.cl

El proyecto se suma a una serie de rescates y rehabilitaciones que han caracterizado el devenir del barrio de los últimos años. La fachada continua de la construcción de principios del siglo pasado es recuperada poniendo en valor sus muros de  albañilería simple de gran espesor y vanos estrechos.  Tras este frente recuperado (que, como es propio de la casa republicana, tiene una noble altura)  se alza un volumen retranqueado que agrega dos pisos adicionales al edificio original. En esta operación el proyecto se diferencia de la mayoría de las intervenciones ya hechas en el barrio que se inscriben en el volumen construido (a excepción de un proyecto mayor que está en etapa de obras y que será un hito que esperamos comentar en el futuro). Esta decisión está lograda con mesura y cuidado respeto y es la clave del resultado. El distanciamiento de tres metros, la materialización ligera, la transparencia, todo parece conjugarse para no alterar el ritmo y el clima del barrio y de la esquina. Hay un especial control de las dimensiones en este proyecto, un sensible dimensionamiento de los recintos que, adecuándose a dimensiones gratas, se hace cargo de un terreno muy reducido. Y en ese accionar, se aprecia el respeto mencionado y el oficio del diseño: no hay renuncia en la cualidad del espacio, no se explota la dimensión más allá de lo justo. En el primer piso se ofrecen locales comerciales que dan a un pasillo público y a un patio interior que es entregado al café que se sitúa en uno de los accesos. La posición es estratégica porque le entrega aire al área de acceso y permite organizar las circulaciones horizontales y verticales del conjunto en forma limpia y luminosa. La circulación vertical incluye el hall de acceso al hotel y la conexión con el área de estacionamientos. Los dos pisos superiores se organizan aprovechando lo que permite el instrumento de planificación territorial habilitando el programa de los pisos 2 y 3. La ambientación interior y los finos jardines acompañan muy bien esta arquitectura tan armónica de espacios reducidos. Las decisiones estructurales son simples y consistentes. Unos volúmenes de hormigón armado en el volumen de la circulación vertical, se combina con una ligera estructura de acero de columnas, vigas y losas colaborantes. Acero, hormigón armado visto, cristal y madera se presentan en su condición esencial en delicado equilibrio. 

F. Pfenniger

La obra se ubica en la esquina sur poniente de Avenida Italia con Calle Marín en el Barrio Italia en la comuna de Providencia. Consiste en la transformación de la casa Werth, para albergar un programa de equipamiento mixto, que comprende una galería comercial en el primer nivel, un hotel boutique de 5 habitaciones en el segundo nivel y un bar con un rooftop en el tercer nivel.

La vivienda original fue construida a principios del siglo pasado sobre un terreno de 314m2. Se trata de una edificación continua de estilo arquitectónico republicano, desarrollada en un solo nivel de 4.0 metros de altura interior. La fachada consiste en un muro de albañilería de 45cm de espesor y 5 metros de altura que recorre continuamente los frentes de ambas calles dejando la esquina ochavada. El interior de la vivienda corresponde a la tipología de casas de corredor y patio conformada por una estructura interior de piezas de pino oregón y roble, que conforman la tabiquería interior de adobe.

La primera intervención a modo de reciclaje y ampliación de la edificación pre existente, requirió de un complejo proceso de restauración y recuperación las estructuras interiores de madera y el muro de albañilería perimetral.

La idea inicial fue mantener y poner en valor una tipología urbana y constructiva del pasado. Sin embargo el proyecto propone un reciclaje espacial, por medio de una operación de carácter museográfico, dejando en evidencia la estructura espacial de la vivienda original, manteniendo los recintos originales modificando sus divisiones para instalar el nuevo programa, dejando expuestas la estructura de madera de muros y tabiques y cerrándolos con cristales.

La segunda operación consiste en mantener y recuperar el muro de albañilería de fachada, arriostrándolo y haciéndolo solidario con la estructura metálica que conforma el nuevo volumen del edificio. Se rebajan los antepechos de los vanos hasta el zócalo en ventanas de ambas fachadas exteriores, abriendo así el interior de las tiendas.
Se decide abrir públicamente el recorrido central de la vivienda original, para transformarlo en una galería abierta con un recorrido que cruza desde Av. Italia hasta Marín por el interior de la manzana, conviviendo con un patio interior, que aloja el estar de una cafetería abierta.

La tercera operación de proyecto consiste en disponer un núcleo de hormigón de triple altura aislado y retranqueado de la línea oficial, en el que se encuentra el acceso, el hall y las circulaciones verticales del hotel, situándolo en el remate del recorrido interior. Por medio de este cuerpo desplazado de la línea de edificación de la fachada antigua, se constituye un atrio de acceso al hotel por calle Marín, el cual es la salida del recorrido interior de la galería y da lugar a la conexión de la cafetería con la calle.  Con lo anterior se constituyó un recorrido peatonal que cruza la obra y vitaliza el acontecer interior del proyecto manteniendo el carácter del barrio, sus tipologías y su identidad.

Para los pisos superiores se proyectó un volumen de hormigón visto y acero que se desplaza 3 metros desde la antigua línea de fachada hacia el interior posándose tímidamente sobre el fachada primitiva del primer piso, dejando una terraza con vegetación como área de amortiguación entre la antigua y la nueva fachada y transformándose en la extensión de los dormitorios del hotel que se abren hacia el cerro San Cristóbal y la Cordillera de Los Andes. En el segundo y tercer nivel se utilizan puentes desfasados para conectar el núcleo vertical con las habitaciones y el bar.

En el tercer nivel se propone un espacio continuo y dinámico, que albergará distintos tipos de actividades, algunas diurnas propias del hotel como el desayunador, living común, bussines center, cocina y servicios, como también un programa nocturno que considera un bar con terraza, proyecciones de cine y un quincho.

El living común y el bar poseen la virtud de abrirse a la terraza, por medio de ventanales de piso a cielo que corren por ambas fachadas liberando la esquina, agrandándose y dejando un espacio cubierto exterior, ventilado y fresco en verano, convirtiéndose en un verdadero rooftop (Techo-Terraza), donde se realizarán eventos de moda, diseño, arte, gastronomía y turismo.

 

El volumen de hormigón de 3 niveles de altura, contiene las circulaciones verticales, se abre visualmente hacia la calle por el norte con un muro cortina de toda la altura del edificio que permite mirar el cerro San Cristóbal. Se controla el sol norte con dos elementos arquitectónicos en una segunda piel de fachada. En el sector de las escaleras se propone una celosía de perfiles metálicos horizontales que cortan el sol directo. En el sector del ascensor se propone un bastidor vertical de perfiles Ipe de acero que contienen jardineras con buganvilias que tejerán una trama de vegetación, aportando una generosa sombra, que a su vez permite entrever el paisaje exterior. Esta vegetación en verano se mantendrá frondosa impidiendo el ingreso del sol y en invierno la hoja cae para permitir el ingreso del sol. Este elemento cumple la función de vincular por medio de la vegetación la arquitectura contemporánea de hormigón visto, cristal, acero con el muro existente de albañilería.

Para graduar el traspaso de las materialidades existentes a la estructuras de acero y hormigones vistos, se propone un revestimiento de acero corten para las fachadas del segundo piso y parte del tercero con el fin de homologar visualmente por medio de la similitud de colores la nueva edificación y el muro de albañilería existente.

Guardar

Guardar

Planos: 
planta nivel 1
planta nivel 2
planta nivel 3
corte aa
corte bb
corte cc
corte dd
corte ee
corte ff
corte gg
corte hh

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Diseño de interiores, Recuperación, restauración y reciclaje
Recuperación, restauración y reciclaje
Recuperación, restauración y reciclaje