Museo de la construcción naval

Museo de la construcción naval

“Si quieres construir un barco, no amontones a los hombres para conseguir madera y preparar herramientas o para dividir el trabajo y adjudicar tareas, sino enseña a los hombres la añoranza del amplio mar infinito” Antonie de Saint Exupéry.
Obra
Museo de la construcción naval
Arquitectura
Emanuel Astete Berríos
Ubicación
Valdivia, Chile

El proyecto no está construido, pero es como si lo estuviera. Es un proyecto de título que ha recibido muchos reconocimientos, entre otros, ser elegido el mejor proyecto de título de Chile en 2016 por el concurso organizado por el Grupo de Arquitectura Caliente y haber sido recientemente premiado como finalista en los premios Archiprix de 2016, que destaca los mejores proyectos de título a nivel internacional. El proyecto no está construido, pero merece estarlo. La aproximación al tema habla de una sensibilidad muy fina que se hace cargo de parte de la historia naval del país y de la necesidad de preservar su memoria. (El buque honra con su nombre al piloto que rescató a Shakleton en la Isla Elefante, cuando su epopeya al polo Sur estuvo a punto de convertirse en tragedia luego del naufragio del Endurance y, en cambio,  se convirtiera en la épica de sobrevivencia más conmovedora de los mares del sur). Conmueve cómo el arriesgado relato en primera persona del objeto museístico se convierte en una propuesta de arquitectura tan fuerte, consistente y delicada. Conmueve la elección del emplazamiento, en el borde del bosque valdiviano (la selva fría de Chile), los humedales, el río, paisajes que inevitablemente llaman a la memoria otros hechos de la historia y del dolor de Chile. Conmueve el trabajo entre la levedad y la masa -la suspensión- que hace una referencia sutil a la tradición edificatoria de Chile, e interpela nuestra preferencia por la masa y nuestro temor casi arquetípico a la levedad. Conmueve como el cuerpo del objeto es seccionado, expuesto a la mirada, al escrutinio público. Acierta en la decisión de convertir la muestra en su propio edificio y acierta en la suspensión de este cuerpo sobre el agua, en un dique flotante de leve y sutil estructura que parece difuminarse en la niebla y lluvia valdiviana. En fin, conmueve el carácter onírico del proyecto sustentado en una propuesta de tal calibre conceptual, estructural y técnico.

F. Pfenniger

“Si quieres construir un barco, no amontones a los hombres para conseguir madera y preparar herramientas o para dividir el trabajo y adjudicar tareas, sino enseña a los hombres la añoranza del amplio mar infinito”
Antonie de Saint Exupéry.

EL REFUGIO DEL COLOSO DURMIENTE.
De grandes proporciones un tanto exageradas, el coloso navega avergonzado, se siente desnudo, expuesto a la burla de los demás, todos lo apuntan, todos se sorprenden de su gordura exuberante, pero luego de un momentolo vuelven a ignorar como si no existiera.

Apesadumbrado, el coloso continúa deambulando con gran lentitud, por largos años de un lado para el otro, sobre una gran alfombra de plata, que refleja su figura y lo hace ver del doble de su tamaño real, su vergüenza crece como la de un gordo bañándose en una pileta pública. En realidad, él solo quiere esconderse.

Sus movimientos son tan lentos que se necesita varios minutos para ver su real intensión. Este ya agotado de recorrer las vastas costas de Chile desea poder descansar, piensa que ya es tiempo de hibernar, esconderse y desaparecer de la mirada de los burladores, de la mirada de la ciudad.

El tiempo llega a su fin, se hace finito, todo se vuelve gris, la tristeza aumenta y nada cambia; se siente solo y desnudo.

A lo lejos, de repente se muestra un gran bosque Valdiviano, con esbeltos y frágiles humedales que llaman su atención. Un tanto desconfiado, el coloso comienza a acercarse a ellos con gran cautela, lo desconocido lo inquieta, se siente expuesto a que las multitudes lo sigan humillando.

Luego de acercarse lo suficiente, comprueba que nada es como él pensaba, el bosque está vacío, como un castillo sin dueño, efímero, un tanto frágil; el refugio se encuentra vacío, esperando por su dueño.

El coloso se detiene y piensa un momento...

Este castillo es el refugio que le puede brindar el cobijo que el tanto añora. A ratos se esconde tras la espesa niebla y se mimetiza tras la densa lluvia de Valdivia, y cuando sale el sol su materia y brillo titilan como un frenesí de destellos de luz natural; el castillo es natural, el castillo es parte del paisaje.

El coloso decide adentrarse en él, con sus fuerzas agotadas se acomoda lentamente.

El sueño lo vence, su visión se nubla, su ancla se desparrama y sus motores se acallan. El coloso descansa en su refugio por siempre...

IDEA
Resulta alucinante la idea de suspender un barco sobre una estructura frágil con tan solo dibujar las fuerzas que recorren el edificio. El peso no solo se puede medir, sino que también se puede sentir.

El Museo rescata y pone en valor al Barco Piloto Pardo siendo el primer barco construido en Chile, el cual se encuentra en estado de abandono y deterioro crítico.

La estrategia de diseño para exhibir el barco corresponde al desguace de éste, es decir, seccionar el barco en sus 4 partes principales (bloques): Proa, Bodega, Hogar y Máquina.

De esta forma se logra mostrar lo que nunca se ve de un barco, su interior, su estructura y funcionamiento interno, sus entrañas.

  1. Proa/ Cuchillo.
    La morfología de este bloque tiene una función muy específica, que es romper el agua y permitir el desplazamiento del barco, generando en su interior espacios muy reducidos e inhabitables.
  2. Vacío/ Bodega
    Este bloque contiene todas las actividades de almacenaje, teniendo siempre espacios de escala industrial
  3. Hogar
    Este bloque alberga las habitaciones de la tripulación de los barcos, teniendo compartimientos muy acotados.
  4. Sala de Máquinas.
    En este bloque se encuentra el motor, el cual tiene grandes dimensiones generando espacios intersticiales muy reducidos. Esta sección muestra la experiencia de entrar dentro de una máquina.

CONSTRUCCIÓN NAVAL
Valdivia es la principal ciudad de construcción naval en Chile, sin embargo, no existe un espacio que vincule a la comunidad valdiviana con su tradición e identidad naviera.

El proyecto propone mostrar a la comunidad los procesos constructivos de los barcos mediante la exhibición de un barco seccionado, teniendo como principal objetivo el fortalecimiento y desarrollo del vínculo de la ciudad con su identidad naviera.

PESO
Es innegable la relevancia que tiene el peso en la arquitectura chilena por ser uno de los países más sísmicos del mundo. El proyecto pone en evidencia la existencia del peso, proponiendo la suspensión de un barco sobre la superficie del agua.

El peso arquitectónico (barco) es suspendido por medio de una estructura frágil (dique flotante), dibujada como una gran cantidad de vectores que traspasan las cargas del barco al agua (fundación flotante).

PESO VERSUS FRAGILIDAD ESTRUCTURAL
Resulta fascinante comprobar la fragilidad estructural, nuestro ojo la reconoce sin siquiera calcularla.

Este contraste de masa versus fragilidad es el que genera espacios y sensaciones muy potentes.

El peso físico de estos elementos sólidos sin duda es muy potente, pero creo que más potente aun, es la idea de peso arquitectónico. La sensación de estar en presencia de un elemento totalmente fuera de escala, generando espacios nunca antes experimentados, que al recorrerlos se nos pone la piel de gallina y sentimos como el vacío vibra por sí solo, como si fuera un gigante durmiendo.

“Para mí la realidad arquitectónica solo puede tratarse de que un edificio me conmueva o no. ¿Qué diablos me conmueve a mí de este edificio?... El concepto para designarlo es el de atmósfera.”
Peter Zumthor, “Atmósferas”, Atmósferas (Barcelona: Editorial Gustavo Gili, 2006), 11.

LANDSCAPE INDUSTRIAL
En este proyecto la unión del artefacto con la arquitectura y el paisaje, genera un híbrido, el cual responde a la creación de nuevos lugares y espacios arquitectónicos.

La riqueza espacial, programática, de vistas, de luminosidad, de escalas y recorridos son los que dan vida a este nuevo paisaje modificado por el hombre.


EMPLAZAMIENTO UBICACIÓN
El proyecto se ubica en el término de la costanera de los astilleros, al lado de la ciudad universitaria y enfrentándose al casco histórico de Valdivia.

El Museo de la construcción Naval es la resultante entre el conocimiento Naval (universidad), la infraestructura de Astilleros y el legado histórico e identitario de Valdivia (casco histórico).

ESPACIO PÚBLICO FLUVIAL
En Valdivia no existe espacio público fluvial, el proyecto responde a esta necesidad entendiendo el río como el principal espacio público de Valdivia, celebrándolo con un edificio que brinda un espacio cubierto detonante de actividades culturales, recreativas y de navegación.

Guardar

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados